sábado, 18 de octubre de 2014

PREGUNTADLE A LAS ESTRELLAS

Han pasado seis meses desde que publiqué la última entrada y en este tiempo me he planteado muchas veces cual iba a ser el destino de este blog, que nació hace años allá cuando quien suscribe estaba la mayor parte del tiempo encerrada entre 4 paredes estudiando y escribir era válvula de escape entre tanta rutina. Empezó uniendo dos de mis pasiones, el derecho y la cocina; y con el tiempo se convirtió en parte de mí, de mi esencia y del reflejo de mis inquietudes, pero han pasado 6 años desde entonces y haciendo análisis de la finalidad que podía tener en aquel tiempo, ya no queda nada, y es por ello que decidí preguntar a las estrellas qué debía hacer con él.
Ya no soy aquella persona que soñaba con salir del Tribunal Supremo con un apto bajo el brazo y que la vida le cambiara por completo porque todo giraba entorno a ello, sino que los años, la crisis y la experiencia me han demostrado que la realidad es otra, y lejos de ser pesimista (que no lo soy para nada) tuve que replantearme cual debía ser el camino.
En cosa de 2 años, pasé de estar estudiando 12 horas diarias luchando por una meta a toda costa, sin vida y muy baja de ánimo, a buscar una salida laboral en el peor momento del mundo y dar un giro de 180 grados para llegar a día de hoy exactamente al mismo sitio pero por otro camino.
Sigo adorando la cocina y el vino y son mis vías preferidas para recordar que no todo ha de ceñirse a un solo objetivo, sino que a veces, las aficiones pueden abrirte puertas que no esperas y demostrarte que siempre hay un motivo por el que seguir luchando, porque al fin y al cabo la vida no es sino una lucha constante en busca de la felicidad plena.
Tras esta reflexión, pregunté a las estrellas qué debía hacer con este blog: seguir publicando recetas y dejar de lado mi vertiente jurídica que tengo en segundo plano porque ya no puedo compartir con nadie de quienes estaban como yo cuando lo abrí o simplemente cerrarlo como una etapa más y abrir uno nuevo con otro nombre que se ciñera más a las circunstancias del momento actual y cambiarle la temática por completo.
A día de hoy, todavía no sé que hacer, tengo varias ideas rondando mi cabeza, incluso podría cerrar este blog para siempre y no abrir otro si fue una prueba más de una etapa de mi vida y debe concluir para empezar otra nueva, pero desde aquí lanzo una botella al mar y pido consejo a quienes me habéis leído todo este tiempo y me gustaría saber qué opinión teneis sobre el contenido de este blog, si lo debo conservar por las recetas y seguir publicando, lo dejo como está sin escribir en meses o lo cierro definitivamente.

Si estais como yo, preguntadle a las estrellas.

Gracias siempre.

domingo, 1 de junio de 2014

ALGO TIENE CADIZ, ADEMÁS DE BODEGAS ANTONIO BARBADILLO

Han pasado 7 meses desde que publiqué mi última entrada y tengo tantas recetas, catas y novedades que compartir que la verdad es que no sé muy bien por dónde empezar.
Empezaré por el principio porque blogspot cambió su politica de privacidad y no me dejaba acceder a mi propio blog, por lo que tengo varias entradas que no se publicaron pese a estar programadas para que salieran automáticamente. En fin, lejos de contar aquí obra y milagros de la red, lo que sí tengo que decir es que visto lo visto...algo tiene Cadiz.
Tras muchos vaivenes personales que me han provocado desplazarme por la geografía andaluza unas veces por motivos laborales, otras por motivos personales y otras simplemente por devoción a esta tierra andaluza, debo decir que adoro Granada, su gente y su vino pero que Cadiz tiene algo muy muy especial para mí en todos los sentidos...será su gente, será su olor, quizá sea su encanto personal o tal vez que algo dentro de mí innatamente me vincula a esta tierra pero me enamoré en su día de la cata que presento hoy.
Cuando entré en aquel restaurante (bastante a ciegas, dicho sea de paso) lo último que imaginé fue que probaría este vino del que me declaro fan incondicional desde estas líneas. Una copa de blanco semidulce fresquito por favor- dije- y junto con la copa me sirvieron una tapa del mejor cazón en adobo que he probado jamás.
Mi sorpresa vino cuando al preguntar qué vino era aquel, me respondieron que se trataba del "Maestrante", de color traslúcido, y amarillo pálido, como su cosecha proviene 100% de uva palomino, destaca por su sabor afrutado y agradable, lo que lo convierte en el maridaje perfecto para pescados, mariscos y tempuras sin exceder del dulzor justo para dejar en boca apreciado retrogusto.
Lo entendí todo cuando leyendo supe que era una creación de Bodegas Antonio Barbadillo, como su ubicación denota, nace en Sanlúcar , Barbadillo es Sur y es mar...es Cadiz y es viento de levante, es manzanilla, cante y baile, es aroma a sal...es ganas de vivir y disfrutar los buenos momentos.
Te transporta a un viaje para los sentidos, a cerrar los ojos y sentir La Caleta, la risa de un gaditano, la alegría que transmite y la paz a su vez, el tándem perfecto para respirar felicidad y bienestar, porque al fin y al cabo, esta vida son cuatro días, dos de fandangos, y dos de bulerías.
Y dicho esto, retomo mi andanza en el ciberespacio prometiendo no dejar pasar tanto tiempo sin poner remedio a mi ausencia literario-culinaria, primero porque es mi mejor forma de plasmar sensaciones y sentimientos, y segundo porque de nada sirve sentir si no lo compartes con quien sabe apreciarlo.

Saludos navegantes ;)

domingo, 24 de noviembre de 2013

WAITING FOR THE MOMENT

Giros inesperados, cambios de rumbo, idas y venidas, deseos cumplidos y otros por cumplir; ¿qué sería de la vida si todo fuera siempre tan lineal que no pudiéramos sentir que seguimos vivos?
La clave una vez más, se encuentra en saber esperar el momento. No resulta fácil permanecer sereno, tomar las riendas y dejar que el tiempo haga su trabajo; eso es una realidad aplastante, mucho más si tenemos en cuenta los tiempos que corren en los que los infortunios, la crisis y la impaciencia por devenir a mejor fortuna apremian, pero desde estas lineas invito a la siguiente reflexión: ¿de qué sirve lamentarse y quedarse inmóvil al borde del camino cuando la respuesta se encuentra en un factor externo que no depende exclusivamente de nosotros?¿qué puede aportar en positivo el hecho de oscilar entre la desesperación y la impaciencia? es sencillo; ABSOLUTAMENTE NADA.
Dicho esto y sin ánimo de pecar de exceso de optimismo ni distorsionar la realidad, he llegado a la conclusión de que quien quiere…PUEDE.
Si hace año y medio cuando hice las maletas y me vine a vivir a Granada hubiera pensado que estaba perdiendo el tiempo, seguramente no estaría escribiendo esta entrada, pero he aprendido a valorarlo como merece, a aprovecharlo al máximo y a optimizar mis propios recursos; y ante todo, a saber esperar el momento, a ser paciente y a luchar por lo que creo.
Y así poco a poco y a su ritmo propio, las ideas se materializan, los proyectos fructifican, y en esencia, todo fluye solo.
El 31 de diciembre de 2013 cerraré otra etapa de mi vida, de aprendizaje sin duda, de ampliar los campos de visión y con un balance bastante positivo, dicho sea de paso. En resumen el 2013 me ha dado golpes sí, pero lo crucial ha sido el "golpe de efecto"; porque la vida es como un boomerang constante en el que lanzarlo no sirve de nada si no tienes claro que tarde o temprano, regresará a tí y debes estar preparado para recoger lo que un día lanzaste.
El 2014 me va a devolver mi propio boomerang, lo tengo claro; y lo tengo claro ahora; simplemente porque ME LO MEREZCO.
Arrancaré el 25 de enero examinándome de una oposición que si bien no es la que persigo, no deja de ser una prueba más, un impulso en el camino para coger fuerza y no perder el norte, mientras entre bastidores se fraguan los frutos de mi lucha y mi trabajo como jurista desde julio de 2012, solo se trata como he titulado esta entrada, de estar esperando el momento, y percibo que cada vez está más cerca, que ya queda un paso menos, que el esfuerzo no fue en vano y que todo llega en esta vida, así que por lo pronto, mis esquemas de derecho procesal que ilustran estas lineas y una copa del vino "ONE" que desde aquí recomiendo, nos mantendremos a la espera.

 Enlazo esta maravilla de tema que clamo al cielo http://www.youtube.com/watch?v=YIWJVo1irD0  "hago un llamamiento al sol y al viento para que guíen los trazados de mi movimiento…"y comparto con todo el que me lea.

Saludos navegantes ;)

viernes, 22 de marzo de 2013

ALAJA Y COMIENZO DE LA CUENTA ATRÁS

Como titulo esta entrada, la cuenta atrás ya ha comenzado y hoy 21 de marzo queda justo un mes para el primer ejercicio de la oposición de jueces y fiscales "fantasma"(como yo la llamo) si tenemos en cuenta que desde 2011 a hoy han publicado una convocatoria de 50 plazas entre jueces y fiscales y de la anterior ya hay más dispensados que plazas, por lo que las posibilidades reales de sacar una plaza aprobando los tres ejercicios del tirón es prácticamente NULA, y de aquí que yo la denomine convocatoria fantasma.
Dicho esto y a modo de reflexión, no por ello voy a dejar de presentarme y darlo todo como en todas las cosas que me propongo; siendo consciente de lo que hay objetivamente hablando;  y que del escuchar procede la sabiduría y del hablar el arrepentimiento como sabiamente me dijo alguien una vez cuando emprendí esta andanza hacia conseguir mi objetivo; por ende, no hablaré hasta que haya hecho el examen y escucharé a quien me repitió hasta la saciedad aquello de " tú naciste para esto, lucha, no desistas, si no es hoy, será mañana, pero tú serás fiscal".
Y ya como deformación profesional en toda regla, tanto estudio y tanto nombre de Jurista me llevó a descubrir las Bodegas Luzón, (sí, deformación profesional consecuencia de estudiar el compendio de derecho penal del Sr Luzón Cuesta) ubicadas en la carretera Jumilla-Calasparra y Cuyo vino Alaja fue galardonado con el Baco de Oro Especial a la mejor nueva marca del 2010. Con denominación de origen Jumilla y compuesto por uvas monastrell y cabernet sauvignon, este vino se muestra de un intenso color granate brillante y apreciados taninos, resultando persistente en paladar y presentando notas a madera y cereza madura por lo que resulta óptimo para acompañar quesos, carnes a la brasa y jamones curados.
Esta ha sido mi última cata oficial antes del examen, así que mi paladar y mi olfato se declaran de vacaciones hasta nueva orden, que posiblemente coincida con el mismo día 21 de abril porque aunque haya hecho un examen, no deja de ser el cumpleaños de mi padre y de mi primo y eso merece ya que no estaremos juntos, un brindis por ellos.

Saludos Navegantes vinícolas!

lunes, 11 de febrero de 2013

SEÑORÍO DE HELICHE

Cuantas más cosas que contar tengo, más trabas encuentro para plasmarlas en este blog que tantas horas de desahogo y satisfacciones personales me ha dado siempre; además de ser mi válvula de escape literariamente hablando por lo poco que me cuesta escribir y lo difícil que me resulta a veces expresarme.
En esta ocasión, llevo tiempo sin publicar nada por varios factores; en primer lugar esta es la primera entrada desde mi nuevo compañero de trabajo que se llama Macbook Pro y desde el que por no tener todavía accesos ni configuración correcta, no había podido acceder hasta ahora; lo que se ha complicado posteriormente al encontrarme con la sorpresa de que al querer entrar a escribir una entrada en mi blog, me habían bloqueado la cuenta porque supuestamente alguien estaba volcando spam en forma de comentario, que mi anterior pc detectó como un virus y se limitaba a borrar sin más.
En fin... que tras varios improperios aqui estoy de nuevo para compartir la nota de cata de este vino que me ha parecido digna de mención.
Lo descubrí por casualidad mirando entre los blancos andaluces porque en los últimos meses me he dado cuenta de que pese a ser una fan declarada de Andalucía y de todo lo que ella me puede aportar, en el tema vinícola tengo mis preferencias y por defecto si pienso en vino tinto me decanto por la denominación de origen Ribera del Duero y si pienso en vino blanco, suelo elegir el gallego o el catalán; aunque esto, como todo...para gustos los colores.
Tras el gran descubrimiento que me supusieron en su día las bodegas, Antonio Barbadillo (Cadiz) o Privilegio del Condado (Huelva), de las que me declaro fan de su  semi-seco "Mioro" y del  semi-dulce"Aguadulce de Villalúa", me decanté por probar el "Señorío de Heliche" (Sevilla) del que debo decir que pese a mis reticencias sobre el blanco sevillano, me ganó la batalla.
De color blanco pálido y muy brillante presenta notas afrutadas pero ligeras, apreciado sabor fresco y una relación calidad precio excelente, ya que por menos de 3 euros es ideal para acompañar pescados, mariscos y aperitivos fríos así como quesos suaves y frutas silvestres.
Producido y embotellado por José Gallego Góngora S.A en Villanueva del Ariscal y con un volumen de 11,50 % se presenta en botella de 75 cl que si se comparte sabe a poco por el extraordinario dulzor  procedente de los azúcares naturales de la uva que lo componen; todo un placer para cualquier paladar que se precie el cual recomiendo vívamente desde estas lineas.
Saludos con sulfitos para navegantes ;)